Intercambio cultural via Internet - Oportunidades y Estrategias
Foro de la Casa de las Culturas del Mundo, Berlín

  1998    1999:    1234[ 4-2 ]4-34-4 deutsch  |  english
 
Sumario del debate:
septiembre - diciembre 1999
  -  2ª parte
Texto completo en versión para imprimir - 1ª parte
Se encoge la red? contenidos

En una muy citada nota del periódico Los Angeles Times de 1999 se puntualiza, que si bien la red sigue creciendo en forma acelerada, los usuarios se concentran cada vez más en muy pocos sitios web, las llamadas top-sites, en vez de descubrir nuevas páginas. Gerhard Haupt lanzó la pregunta, si esto es realmente así, o si no es que por la creciente cifra de usuarios se produzcan desfasajes relativos. Qué chances tienen en definitiva sitios web culturales, ahora y en el futuro, para captar la atención de una audiencia mayor, que no hace el esfuerzo de buscar dichos sitios?

Ami Isseroff mencionó motivos por los que considera cierta la afirmación del Los Angeles Times: entre otros cosas, las grandes sumas de dinero que son invertidas en publicidad y en las tecnologías más modernas, frente a lo que editores pequeños no pueden competir; las limitaciones técnicas y la orientación comercial de las máquinas de búsqueda, el cambio en las tipologías e intereses de los usuarios. Dio recomendaciones concretas de cómo incrementar el número de visitas. Chris Drew opinó, que el único camino efectivo para asegurarle a un pequeño sitio web una presencia durable en la red en continua expansión, es construyendo una »community« (comunidad de interesados) y manteniendo vivo ese interés.

Para subrayar el significado del marketing en línea también para sitios web culturales, nombró Gerhard Haupt algunos puntos del estudio de Steve Lawrence y C. Lee Giles (NEC Research Institute) »Accesibilidad y distribución de información en la red«, publicado el 8 de julio en la revista »Nature«, sobre la que está basado el artículo del Los Angeles Times. Comprueba, entre otras cosas, que las 11 máquinas de búsqueda más grandes sólo cubren un 42% de las 800 millones de páginas, existentes en aquel momento.
Sitio web común / Lista de enlaces del Foro contenidos

Reiteradas veces hubo intentos de iniciar proyectos comunes entre los participantes del foro (vea la evaluación 1998 : Presentación de proyectos). Esta vez propuso Heidi J. Figueroa Sarriera un sitio web colectivo dedicado a las »posibilidades, estrategias prácticas y aspectos teóricos del uso de Internet en el sector cultural«. En el transcurso del diálogo (también sobre las dificultades al respecto) se llegó al acuerdo de confeccionar una lista de enlaces comunes. Sin embargo, fueron pocos los participantes que enviaron para ello sus sugerencia de links, por lo cual escribió Gerhard Haupt: »Tal vez el intercambio sobre este tema sea más importante que el resultado concreto.«
[Vea también Isseroff y Hewison]
Proyectos presentados, intercambio de información contenidos

Finalmente se confirmó algo, que ya había sido notado con anterioridad: el proyecto en común es el Foro en sí mismo. A éste pertenecen también las numerosas referencias a otros proyecto, así como los enlaces y recomendaciones de libros que fueron enviados como parte del intercambio continuo de información. En la mayoría de los casos se trata de ejemplos concretos del uso de Internet en el sector cultural y artístico, cuya presentación se halla en muchas ocasiones complementada con comentarios referidos al contexto temático de la discusión del momento.

Estos mensajes llegados entre septiembre y diciembre de 1999 se hallan compilados en una lista especial.
Acceso a Internet contenidos

Nuevamente el problema del limitado acceso a la red en muchas partes del mundo fue tema de discusión. Esta vez sin embargo, fueron nombrados más ejemplos de cómo se puede apoyar y promocionar el uso de Internet.

Partha Pratim Sarker envió el artículo »Cuando un módem cuesta más que una vaca« por Shahidul Alam de Bangladesh. Partiendo de una breve retrospectiva en relación a la aplicación de la tecnología y el lenguaje como instrumentos de poder en su país, describe Alam, cómo la agencia Drik ha logrado desde 1994 construir redes y estructuras de información. También otros participantes del foro enumeraron posibilidades de aplicación de Internet en países con infraestructura telefónica escasa.
[Vea entre otros: Isseroff, Schmidt, Sheffield]

Dos meses más tarde mencionó Tom Vincent una iniciativa, que envía equipos de hospital usados a países necesitados, preguntando si no hay proyectos similares en el área de computación y acceso a Internet. Complementando envió luego links de proveedores de Internet sin cargo en Europa y una iniciativa en Gran Bretaña, que entrega a escuelas equipos de computación descartados por la industria.

Josette Balsa recomendó solicitar patrocinios de empresas no como persona privada, sino en nombre de un grupo, mejor todavía, en nombre de una institución o asociación. A la pregunta de Cristina Jadick, si computadoras al igual que teléfonos no podrían ser accesibles en espacios públicos, trajo Susan Marquez un ejemplo de EE.UU. (California) y Anjali Arora uno de la India.
Televisión e Internet contenidos

Kim Machan quiso saber, si su expectativa, de que Internet lograría en Asia una difusión semejante a la televisión, era compartida también por otros miembros del foro. A lo cual expresó Susan Marquez: »Esperemos que Internet reemplace a la T.V.« En especial su declaración que »T.V ha probado en muchos aspectos un resultado desastroso. Sólo Internet-televisión puede ayudar a la próxima generación a evitar la limitación perceptual de una vía única«, desató una fuerte controversia.

Ami Isseroff advirtió no dejarse tentar por la suposición de »que la naturaleza del hombre, sus intereses y visión estética son mejores, que lo que indica la televisión,« y la esperanza de »que esto se demostraría si sólo se tornaran hacia un medio interactivo como Internet.« Y añadió: »Es una suposición del siglo XX por excelencia, que los adelantos técnicos cambiarán el contenido de nuestras vidas para mejor... La salvación no vendrá con mejores artefactos.«

Olu Oguibe no estuvo de acuerdo en maldecir a la televisión y argumentó enumerando diversos aspectos negativos de Internet. En contribuciones de otros participantes se examinó hasta qué punto la televisión refleja la vida real o si solamente se halla al servicio de intereses comerciales, lo que es de esperar progresivamente de la red [vea entre otros Isseroff y d'Alpoim].

En relación a este tema se señaló nuevamente el peligro de una homogeneización de la cultura global y de la red [vea Isseroff]. Tim Bigelow señaló, sin embargo, que Internet estaba asociada a una expectativa pluralística y multicultural y según él lo sigue estando. De la misma manera en que se protege la diversidad biológica, hay individuos y organizaciones protegiendo la diversidad cultural. »Sus esfuerzos debieran ser apoyados.«

La idea de Susan Marquez de que con una herramienta como Internet integrada a la televisión uno podría comprobar la validez de las fuentes de información, fue rechazada por Isseroff nuevamente. Marquez también sugirió considerar la posibilidad de trasladar el principio del merchandising de productos asociados a determinadas series televisivas al sector artístico, por ejemplo a través de programas de »Infotainment« de arte y cultura.
Los artistas y el uso de la red contenidos

Aún allí, donde ya hay acceso sencillo a Internet, el medio es utilizado por relativamente pocos artistas. Chris Drew calcula que en los EE.UU. probablemente un 90% o más de los artistas no están conectados. Describió también cómo la iniciativa ART-ACT, por él dirigida, toma medidas para cambiar esta situación. Anjali Arora escribió al respecto, que también en la India muchos artistas son reacios a adoptar este nuevo medio. Drew relativizó más tarde lo antedicho, enumerando las desventajas de la computadora frente a las obras hechas »a mano«, calificándola como instrumento elitista para el arte. El mayor provecho de Internet para los artistas se hallaría en primera línea en la posibilidad de dar a conocer la propia obra.

Raul Ferrera-Balanquet envió una larga contribución sobre los problemas con los que se ven enfrentados los artistas en México y América Latina, que desean utilizar el medio Internet. Christy Sheffield Sanford constató paralelos a la situación de muchos artistas sobre todo en el sur de los EE.UU..

Peter Toy cuestionó en relación a Internet, la utilización de la metáfora de una »mente artificial, de la que 'todos' somos parte«. Muchos justamente no son parte, porque les faltan los medios, conocimientos y requisitos técnicos. Y están tomando conciencia de ello como una gran desventaja. Poco antes había expresado Toy la opinión, de que el arte en red es una »institución autoreferencial« y que los artistas de net.art se ocupan demasiado poco de temas como derechos humanos o una »ética global«. En oposición a ello dio Tom Vincent varios ejemplos de arte en red con compromiso político. Escribió que en definitiva en el arte en línea se encuentran los mismos contenidos que fuera de ella.
Responsabilidad frente a los no-conectados contenidos

Una y otra vez fue cuestionado hasta qué punto los actores culturales, que desarrollan su labor en Internet, perciben la realidad fuera de la red y con ello reparan en los intereses de los no-conectados, tratándolos conscientes de su responsabilidad. En relación a ésto recomendó Pat Binder el ensayo de Olu Oguibe (miembro de nuestra lista) »La red y el destino de los no conectados«, publicado en la revista electrónica alemana Telepolis, el 6 de diciembre de 1999. En él expone Oguibe, entre otras cosas, la problemática de que los no-conectados están excluidos hasta de las discusiones en la red, en las que se tratan sus propias condiciones de vida. »Como consecuencia surgen dentro de la red representantes que se apoderan de la palabra de los grupos excluidos. Surgen así voces, que claman para sí la autoridad de hablar por los otros«.

Ami Isseroff se refirió a este posting cuando escribió, que »nosotros« debiéramos aprender a cuestionar nuestra opinión en público, fomentando la reflexión y la comunicación, en vez de promocionarnos a nosotros mismos y »nuestras causas«.

Dos meses antes Gerhard Haupt había lanzado la pregunta, en qué medida la diáspora cultural, que se encuentra hoy en lugares con mejor acceso a Internet, tiene el derecho de actuar en la red como representante y portavoz de todo un grupo cultural.

atrás 1ª parte
 
sigue 3ª parte
documentación up
  1998   1999:
1234[ 4-2 ]4-34-4
   Comentario   Desea intervenir en el debate? Tenga en cuenta por favor, que la discusión se lleva a cabo en idioma inglés a través de una lista de distribución (vea modalidades).

Para suscribirse, envíe un mensaje de correo electrónico a join-forum1@hkw.kbx.de o regístrese a través del formulario. Después de recibir el mensaje de confirmación podrá participar activamente del foro.

Si ya es miembro de la mailing list, envíe directamente su comentario a forum1@hkw.kbx.de (en inglés, por favor).


Foro de la Casa de las Culturas del Mundo, Berlín, sobre el uso de Internet en el intercambio cultural con y entre Africa, Asia/Pacífico y América Latina. 1998 / 2000

Dirección de proyecto: Gerhard Haupt - haupt@uinic.de